Política de cancelación y reembolsos

Artículo actualizado el 15/11/2021

Política de cancelación

Puedes cancelar tu alquiler gratuitamente dentro de la primera hora desde que se efectúa el pago. A partir de ese momento, la penalización por cancelación se aplicará de la siguiente manera:

  • Si cancelas con 48 horas o más antes del comienzo de tu alquiler: recibirás un reembolso completo menos la tarifa de servicio, que no es reembolsable.
  • Si cancelas con menos de 48 horas antes del comienzo del alquiler: se te devolverá la mitad del pago, aparte de la tasa de servicio, que no será reembolsada.
  • Si cancelas después de la fecha de comienzo de tu alquiler: no hay posibilidad de reembolso.

Sin embargo, si el alquiler es cancelado por o debido al dueño del vehículo (por ejemplo: el coche ya no está disponible, el dueño no se presenta, etc.), se te reembolsará completamente.

Para cancelar un alquiler, dirígete a tus alquileres > selecciona el alquiler > Cancelar el alquiler.

Las penalizaciones y/o reembolsos se calculan automáticamente al momento de la cancelación, pero tienes la opción de impugnarlos bajo ciertas condiciones.

¿Cuándo recibiré el reembolso de una cancelación?

Se te reembolsará mediante transferencia bancaria a la tarjeta utilizada para el pago en los 3 días laborables siguientes a la cancelación. El reembolso puede tardar hasta 5 días laborables más en aparecer en tu cuenta, dependiendo de tu banco.

El depósito de seguridad se libera inmediatamente, pero algunos bancos pueden tardar entre 5 y 7 días adicionales en mostrar el depósito liberado en tu cuenta.

Tenga en cuenta que si tu o el propietario del coche impugnan la cancelación, tu reembolso puede tardar más tiempo. Lo suspenderemos momentáneamente mientras nuestro equipo estudia la situación, lo cual nos comprometemos a hacer lo más rápido y justo posible.

¿Bajo qué circunstancias puedo obtener un reembolso íntegro después de una cancelación?

Si quieres reclamar los costes aplicados, deberás solicitar el reembolso durante las 24 horas posteriores a la cancelación, para suspender el pago al propietario. Adjunta cualquier foto o prueba que pueda ayudar a complementar tu solicitud.
Después de ese periodo, no será posible abrir una solicitud de reembolso y deberás llegar a un acuerdo con el propietario.

Solicitudes de reembolso admisibles: Se acepta un reembolso íntegro si se cumple una de estas situaciones:

El propietario ya no puede gestionar el alquiler (no está disponible, quiere cancelar…). El vehículo no cuenta con las condiciones que se presentan en la descripción del anuncio, o presenta un desperfecto mayor que afecta a la seguridad. Tienes un motivo de causa mayor que te impide realizar el alquiler.

Solicitar un reembolso después de una cancelación:

Ve a Tus Alquileres> Selecciona el alquiler en cuestión > Solicitud de reembolso después de una cancelación durante las 24 horas posteriores a la cancelación para suspender el pago al propietario. Después de ese periodo, no será posible abrir una solicitud de reembolso y deberás llegar a un acuerdo con el propietario. Adjunta cualquier foto o prueba que pueda ayudar a complementar tu solicitud. Responde rápido a cualquier solicitud de información extra que te podamos requerir.

¿Cuáles son los motivos de fuerza mayor por los que puedo obtener un reembolso íntegro después de una cancelación?

Hemos diseñado nuestra política de cancelación para evitar cancelaciones de última hora, y reforzar la confianza en el servicio de Getaround. No obstante, hay circunstancias excepcionales que un conductor o un propietario no pueden prever o evitar, y que impiden que el alquiler se lleve a cabo.

En algunos casos, si Getaround considera que el motivo de la cancelación expresado por el conductor es de fuerza mayor, Getaround puede decidir no aplicar la política de cancelación y proceder a un reembolso íntegro.

¿Qué situaciones son consideradas “de causa mayor”?

Estas situaciones son de “fuerza mayor” y son admisibles para un reembolso íntegro:

  • Muerte súbita o enfermedad grave del conductor o de un familiar cercano.
  • Lesión grave que impida al conductor efectuar el alquiler.
  • Desastre natural en el lugar de origen o destino del alquiler.
  • Restricciones urgentes de viaje o alertas de seguridad por parte de las autoridades.
  • Obligación ciudadana (ej. Juicio, ser jurado, etc).
¿Te ha sido útil el artículo?

Otros artículos que te pueden ayudar: